10. Juli 2001
terra
cultura
KLEINES-HELNWEIN-EL-LADO-MS-OSCURO-DE-LA-SOCIEDAD-EN-EL-GREC
KLEINES HELNWEIN: EL LADO MÁS OSCURO DE LA SOCIEDAD EN EL GREC
Una sociedad intolerante formada por padres que abusan de sus hijos y líderes políticos que ejercen de dictadores es lo que podremos ver en Kleines Helnwein, el espectáculo que el argentino Rodrigo M. Malmsten presenta en el Grec. Inspirada en la estética del pintor austriaco Gottfried Helnwein, autor de obras que denuncian una sociedad oscura e hipócrita, para Kleines Helnwein Malmsten ha escrito un texto fragmentario, no realista, en el que el espectador advierte que el personaje que es una víctima se convierte en verdugo.
Esta crítica social podrá verse entre hoy y el domingo en la Sala Beckett dentro del ciclo Buenos Aires al Grec. La actriz Belén Blanco interpreta en el papel protagonista a un ser andrógino, que bien podría ser hombre o mujer, que aparece en una suerte de hábitat indefinido parecido a la consulta de un ginecólogo o a la sala de un hospital psiquiátrico.
En esta impactante escnografía, Malmsten se ha propuesto denunciar las consecuencias que sufren los más jóvenes cuando tienen que crecer dentro de un sociedad marcada por la violencia y el autoritarismo.Las referencias al nazismo se personifican en el actor Martín von Tumpling, que se dirige en alemán a la protagonista como una metáfora de la «violencia que no se entiende y que por eso se padece».
Ante la impotencia de no poder racionalizar la violencia que se recibe, al final se acaba reproduciendo el modelo. Por eso,la protagonista aparece primero como víctima y más tarde queda claro que «cualquier niño puede convertirse en un posible asesino», aseguró Malmsten. En este sentido, la obra que ha escrito denuncia la represión y la victimización infantiles en sociedades como la austriaca y la alemana y de regímenes represores como el nazismo o las dictaduras suramericanas.
Blanco explicó ayer que cuando Malmsten le propuso el papel, «pensé que era muy atractivo pero me pareció que no podría hacerlo».Para Blanco, se trata de una obra «muy rica pero que se me hace difícil pasar por ella».
Belén Blanco
Belén Blanco, de 25 años, encarna al personaje principal: una mujer-niña de aspecto andrógino y sonrisa forzada que con gestos autómatas se ocupa de organizar sus muñecos en una especie de ritual macabro que irá revelando algunos datos de su infierno personal.
Las inquietantes melodías de Mariano Durand y Marcelo Vignolo, ejecutadas en vivo, acompañan a la actriz en sus movimientos, al igual que la proyección de las obras del pintor austriaco. La mayoría de esas obras son figuras infantiles transformadas en víctimas o testigos de un horror que representado en la obra ha hecho abandonar la sala a alguno de los espectadores, según el autor.
Kleines Helnwein forma parte de una trilogía en la que Malmsten intenta denunciar las consecuencias que sufren las nuevas generaciones cuando tienen que crecer dentro de una sociedad marcada por la violencia y el autoritarismo.

Efe-Terra




nach oben